-Un día me dije a mi misma que conseguiría lo que quisiera, y tú eres lo que quiero .

martes, 1 de febrero de 2011

Que bonito sería . . . *



Hice una pausa durante un momento. Mirándole mientras una sonrisa se extendía por su rostro. No podía afirmarlo, pero la expresión de sus ojos en aquel momento era tan misteriosa, tan llena del destello de un regocijo interior, que de repente se me ocurrió pensar quee se había inventado todo aquello.
Estuve a punto de preguntarle si me había tomado el pelo, pero enseguida comprendí que había conseguido que le creyera, y eso era lo más importante.
Mientras yo le crea, no hay ninguna historia que no sea verdadera

No hay comentarios:

Publicar un comentario